5 Cosas que he vivido como mujer emprendedora

¡Hola! Esta es una nota que de verdad tenía muchísimas ganas de compartirte, te hablaré de como ha sido para mi ser mujer y emprendedora.

Todo empezó cuando estaba en la primaria, se qué me dirás ¿Estás hablando en serio? Pero sí, mi primer proyecto emprendedor fue, vender dibujitos. De ahí siguió en la secundaria, para la preparatoria lo fusione con la venta de pulseras y todavía recuerdo ese San Valentín, en el qué eran ya las 3 o 4 de la mañana, mi hermana por un lado, haciendo unas botellas qué vendería para recaudar fondos de su graduación, yo del otro lado, dibujando una tras otra tarjeta y mi mamá, ahí, viendo cómo podía ayudarnos.

Pensarás qué tal vez eso no significa emprender, pero ¿Qué crees? Sí lo es, un emprendedor es todo aquel creador de proyectos que tengan un impacto social y/o económico ¿Cómo mis pulseritas o dibujos tenían este impacto? Primeramente a mi bolsillo, segundo, hacían más feliz, la vida de las personas.

Y sí, fue así como llegué a la edad de 17 años con un proyecto llamado Luz y Oscuridad, acompañada de mis mejores amigos, después vino Arte Creativo, con la idea de darle nueva vida a nuestros desechos, no funcionó del todo, así que seguí, seguí pensando, creando y llegó ElyyRg, para después dar paso a mi marca personal, Elizabeth Albornoz. A partir de aquí, han venido proyectos como Sophíe Boutique, los Tihorappers, Taco de Trompa, etc, etc.

Han sido largos años, en los qué me ha tocado vivir de todo, porque si me sigues de tiempo, sabrás qué antes tenía dreadlocks (“rastas”), y mi rostro siempre aparenta un aspecto mucho más jóven de lo qué soy, haciendo qué todo esto junto, adicionado a qué soy mujer, hiciera que viviera las más interesantes experiencias, a continuación te compartiré 5 de ellas:

“ERES DEMASIADO JOVEN PARA SER UN PROFESIONAL”.

Tienes qué saber qué cuando yo empecé a emprender (y es qué apenas tengo 24 años), las cosas, ideales y todo, era muy diferente. Las personas seguían pensando qué los jóvenes éramos sólo eso, que no nos interesaba nuestras vidas y que nada lo tomábamos en serio, entonces, me tocó qué muchas veces, algunos clientes dudaban de mis capacidades y/o conocimientos porque creían que “era muy joven para saberlo”. Sólo veían mi rostro y decían qué tenía menos de 18 años, cuando no, ya tenía mis 21 añitos. Este fue uno de mis mayores obstáculos y qué supe lidiar con ello, cuando identifique quienes eran mis “verdaderos” clientes.

Mi madre me dice que con mi nuevo corte, me veo todavía más joven, creo que es algo que agradeceré cuando tenga mis 40.

Anécdota: Recuerdo cuando un cliente me contacto para una comisión. Este contacto fue vía redes sociales, cuando me reuní con él, al verme me dijo “wow, te ves muy chiquita”. Y aunque en esta ocasión el cliente fue y es hasta la fecha, un cliente muy apreciado, es una de las tantas veces que escuche esto y no siempre, tuvieron un final feliz.


“LOS HOMBRES SABEN MÁS QUE LAS MUJERES”.

Aunque no lo parezca, el mundo de los proyectos y negocios, estuvo mucho tiempo marcado como qué “el hombre era el líder”, no lo digo de mala manera, simplemente qué a mi me toco vivir esta idea qué tienen algunas personas de hacerle más caso a otro que no sea una mujer.

Anécdota: Un cliente le encantaba mis diseños y quería continuar con el servicio de creación de contenido en redes, pidiéndome que armará paquetes para presentárselos, pero cuando nos reunimos, me encontré con que había traído a otra persona (hombre), para que liderará el proyecto. Para serte honesta, nunca había reflexionado esto, hasta que escribí esta nota, estuve feliz trabajando con este cliente, pero hasta ahora reconozco qué sí, dudaron de mis capacidades por el hecho de ser mujer y joven.

“TACHADA POR TENER RASTAS”.

Toque el tema de las rastas, porque quiero qué imagines esto: Ser emprendedora, mujer, joven y con rastas. Suena a una mala combinación ¿Cierto? Pues sí, un gran tiempo lo fue, porque las personas creían todos esos mitos sobre las personas con rastas, pero los clientes qué se atrevían a confiar en mi trabajo, así como mi experiencia, lograron irse satisfechos con sus proyectos terminados.

Anécdota: Me dio impotencia pero a la vez risa. Por lo regular yo tenía mi proveedor de impresiones pero justo ese día, habían cerrado por extrañas razones, así que, en la misma avenida, había un par de negocios más. Fui al que quedaba más cerca, entre, di mi USB, los detalles de impresión. Me imprimen mi “x” cantidad de hojas y al entregármelas veo una línea azul como de 3mm que abarcaba todo el costado izquierdo de cada una de las hojas, miro a la chica y le digo que no puedo aceptar unas impresiones así, que porque no me comento del error de su impresora al imprimir, la chica no supo que hacer y en eso se acerca la que yo supongo era la dueña, me dice “si no tienes dinero para pagar impresiones, mejor no las pidas, además tu diseño es el que trae esa mancha azul”. Tome mi USB, y me fui de ese horrible lugar.

“TRABAJANDO CON LOS GRANDES DEL #SURESTECREATIVO”.

No todo han sido cosas malas, una experiencia que nunca olvidaré, es cuando reconocieron mi trabajo.

Anécdota: Nunca olvidaré cuando Oscar Fink, me llamo e invito a colaborar en Taco de trompa, al inicio dude pero al ir a la primer junta, nunca voy a olvidar la sensación de miedo que sentí, al darme cuenta que estaba sentada frente a grandes exponentes de la ilustración en Cancún, ahh y todos eran hombres. Dude mucho de mis capacidades y sentía que no, no podría lograrlo pero cual fue mi sorpresa, cuando presente mi boceto, y todos, en verdad, todos, hicieron comentarios super positivos que me hicieron sentir la mujer más soñada. Agradezco tanto la oportunidad que tuve porque aprendí y aprendí mucho de los grandes.

“MENSAJES DE APOYO”.

Por último creo que una de las mejores cosas que he vivido al emprender es, leer y escuchar “Me inspiraste”. De verdad no tienes una idea de las ganas que me dan hasta de llorar cuando las personas se acercan a mí, para decirme esto. Como te escribía arriba, un emprendedor crea algo que genere un impacto social & económico, el impacto que yo deseo generar en las personas es, ayudarlas o inspirarlas a qué sigan sus sueños y su pasión.

Hice este espacio en una libreta, con mensajes de apoyo y que me ayudan a motivarme cuando las cosas no van como esperaba.

Anécdota: La verdad es que son varias, porque todos y cada uno de los mensajes que he recibido me han llenado bastante el alma, así que prefiero, dejarte un poco de estos bellos mensajes y agradecerte siempre por el apoyo.

El emprender de verdad ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida, porque gracias a ello, crecí, aprendí y supere muchos miedos. Entendí qué los fracasos existen pero que estos, te permiten tomar tu idea hasta transformarla en algo, que de verdad funcione.

En la actualidad sigo aprendiendo y día con día trato de encontrar nuevos cursos, talleres o diplomados, que me ayuden a mejorar pero también, a ser cada vez más autosuficiente (lee sobre ello, aquí).

¿Qué te ha parecido esta nota? Si también eres emprendedor, escríbeme en los comentarios las cosas que tu haz vivido hasta ahora y si aún no lo eres, ve preparándote para vivir las cosas más divertidas, frustrantes y bonitas en tu vida.

Recuerda, que si quieres que te avise cuando tendré mi próxima nota en el blog, suscríbete a mi lista dando clic aquí.

Gracias por leerme ¡HASTA LA PRÓXIMA!