fbpx

Define tu identidad como marca

Hace un par de días, compartía en mis redes acerca de los beneficios de conocerte como marca (si aún no me sigues en Instagram o en Facebook, te recomiendo que lo hagas porque ahí te comparto muchas herramientas para tu proyecto).

Te decía que día con día veo cómo nacen proyectos, algunos de ellos, de verdad son muy buenos, tienen ideas innovadoras o benefician a la sociedad pero ¿Qué pasa? De repente, se van.

Son muchos factores por los cuáles un proyecto puede no funcionar  y uno de ellos puede ser, porque no se conoce como marca.

Hasta ahora los emprendedores no terminan de entender qué es el branding (identidad e imagen) y para qué sirve. Es cierto que un proyecto puede funcionar sin tener definido esto, sin embargo, si éste desea consolidarse, tiene que saber todo sobre su propia marca.

Claro que todo puede funcionar solo teniendo un logotipo, sin embargo, al paso del tiempo, necesitas desarrollar tu identidad y si no tienes ni idea de lo que tu identidad de marca debería tener, no te preocupes, aquí te diré .

Primero lo primero tienes que saber:

¿Qué es tu identidad de marca?

Tu identidad es todo aquello que le da sentido y da un valor único a tu marca, la diferencia del resto y sirve para identificarla.

¿Qué elementos forman parte de tu identidad de marca? 

1) Tú filosofía. Está se comprondrá de tu misión, visión y valores. Es muy probable que en la escuela te hayan hartado con esto o que hayas leído, acerca de ello pero que no entiendas su utilidad. Su importancia es mucha, porque de estos tres elementos se inician las bases de tu proyecto.

Misión. Determina nuestro propósito o razón de ser como proyecto.

Visión. Nos define a futuro, en si es la meta final por la cual nuestro proyecto trabaja día con día. Debe ser corta, entendible, sencilla y dar la motivación tanto a tus clientes como colaboradores. 

Valores. Te recomiendo ser más creativo con tus valores, no uses los de siempre. Algo que debes recordar es que si dices que tus valores son tales, entonces síguelos y transmítelos, todo debe tener un sentido para que no pierdas tu credibilidad como marca. 

2) Propuesta de valor. Tu propuesta de valor dirá quién y qué eres. Para definirla, te recomiendo usar el círculo de oro de Simon Synek. Ya que en él, podrás definir: ¿Qué es lo que haces? ¿Cómo haces lo que haces? ¿Por qué lo haces ? 

Esta será la declaración de lo que ofreces al mundo y también debes de pensar en el problema qué estás resolviendo a tu cliente, así que realiza una investigación que te ayude a conectar tu porque con lo que tu cliente realmente necesita. 

3) Tipo de marca ¿Qué tipo de marca eres? ¿Una marca personal o comercial? 

Marca personal. Tienes que saber qué una marca personal NO ES UN INFLUENCER, tu mismo puede que ahora mismo seas una marca personal, al ofrecer un servicio o producto mediante tus atributos como persona. Es decir si  te contratan tu servicio o comprando tu producto, te están contratando a ti por quién eres y esperan verte a ti, detrás de todo.

Marca comercial. Por otro lado, una marca comercial NO ES UNA PERSONA, es un nombre, un producto, un servicio. Ofreces un servicio o productos mediante un nombre y un conjunto de personas. Es decir, si contratan tu servicio o compran tu producto, el cliente espera el nombre de una marca.

4) Voz y personalidad. Es momento de crear marcas más auténticas. Tu personalidad es lo que te permitirá relacionarte con tu audiencia, conectar emocionalmente con ella, como un ser humano.

Es tan simple como definir tu personalidad ¿Cómo eres? Alegre, chistoso, formal, etc ¿Cómo es tu marca? Trata de definirte por lo menos con 5 adjetivos. Además ¿Cómo deseas comunicarte? ¿Va acorde a quienes deseas hablarle?

5) Objetivos. Define tus objetivos a corto (menos de 6 meses), mediano (menos 2 años) y largo (más de 2 años) plazo. Trazar tus objetivos, te permite saber hacia dónde irás & qué es lo que necesitarás para tu proyecto.

6) Cliente ideal ¿Quién es? Cómo proyecto necesitas saber a quién te diriges. Uno de los errores más grandes es creer que tu cliente son todos. 

Tu cliente ideal o buyer persona es aquella que pagará por lo que ofreces, ha encontrado en ti la solución perfecta a sus necesidades. Y debe cumplir con 4 requisitos:

-Está satisfecho porque ha resuelto su problema o necesidad contigo.

-No piensa en el precio, se adecua al valor que proporcionas.

-Recomienda a más personas si está feliz con tu producto o servicio.

-Se convierte en comprador recurrente y fiel.

Te recomiendo definir de 1 a 3 clientes ideales y ser de lo más específico con ellos. Ya no sólo se trata de conocer sus aspectos demográficos, también conoce sus gustos, aspiraciones, lo que necesita, entre otras cosas.

Recuerda que al desarrollar tu identidad de marca, te será mucho más fácil desarrollar tu imagen, tu comunicación, contenido y desarrollo en redes sociales.

Así que si aún no sabes ni quién eres como marca, puede ser que probablemente por ello, no esté funcionando lo que estás haciendo.

Es importante que entiendas y que no le dejes a nadie más, el trabajo que te toca hacer a ti, como marca, como proyecto y como emprendedor.

Deseo enormemente qué esta nota te haya ayudado a definir y pulir eso qué tal vez sentías qué le hacía falta a tu proyecto. Si crees qué está información le pueda servir a alguien más ¡No olvides compartir! Ayudémonos a ser emprendedores cada vez más conscientes y autónomos.

Por cierto, si deseas trabajar en tu imagen como marca, cuento con diferentes paquetes para qué juntos, podamos crear la identidad e imagen de tu marca.

¡Muchas gracias por leerme! Hasta la próxima.