No tengas miedo: ve por tus sueños

¡Hola de nuevo! En estos días he tenido algo de negatividad y mala vibra, desde el hecho de sentir que no soy buena en lo que hago, hasta pensar que no podré salir adelante. Me he sentido tan triste, frustrada y decepcionada porque creía que las decisiones que había tomado, tal vez, no eran lo mejor; a pesar de ello, me dediqué a intentar seguir trabajando, benchmarkear, vi muchas películas, imágenes, vídeos y documentales. El punto es que, dentro de todo este círculo de actividades, me paso que me llegaban señales de motivación, esas palabras de aliento que me decían “sigue adelante”.Una de las frases, que me llego demasiado, fue esta (aunque la traducción creo que está un poco rara, disculpa mi english fallido):


Frase de la película Sueños imperiales, búscala en Netflix, esta buenísima

Me gustó tanto, porque expresa lo que viven muchas personas, todos los días. Algunos nacemos (me incluyo), en entornos favorables, que nos facilitan el crecimiento personal y profesional, sin embargo, hay otras personas que, aunque tienen talentos, capacidades y demás, el entorno en el que viven, todo el tiempo los trae hacia abajo, no obstante, ellos siguen trabajando. Así es, trabajan todos los días para alcanzar sus sueños. Adicionalmente con la frase anterior, quiero compartirte esta:

Esta genial frase, la tome de un vídeo de Odin Dupeyron (te dejo el link por aquí). Porque a veces tenemos todo a nuestro alcance y siempre pensamos que no tenemos nada.

Razona 5 minutos, cuáles son las cosas chidas que te ha dado la vida y que tu haz estado desperdiciando porque crees que el momento “solito va a llegar”.Una persona que todo el tiempo la vida lo lleva para abajo, no se sienta a esperar a que la vida lo derrote, por el contrario, lucha hasta salir de ese entorno y lograr sus sueños. Nada sucede porque sí o sólo porque sí. Los medios y la cultura del falso positivismo (te sugiero leer la nota que hice sobre eso), nos han vendido esta idea de que, si pedimos, deseamos y sólo lo soñamos, todo va a llegar, pero ¡NO! Los sueños suceden cuando los pedimos, deseamos, soñamos, trabajamos, fracasamos trabajando en ellos y seguimos trabajando hasta lograrlos. A veces pasa que, aunque trabajamos tanto, ese esfuerzo se ve aplastado por sucesos negativos de la vida como que de repente te roban todo en tu casa, se te descompone tu equipo de trabajo, te despiden, etc. Yo siempre he dicho esto:

Con toda sinceridad, cuando reflexiono todos los dimes y diretes en mi vida, digo: que flojera que la vida siempre sea maravillosa. La verdad que flojera sería todo el tiempo estar feliz y tener días excelentes ¡Eso es imposible! Esos días nefastos, esas piedras en el camino, aunque nos hagan frenarnos o ir más lento, me hacen ver que, en definitiva, tengo la gran fortuna de simplemente haber nacido, haber crecido, haber alcanzado la edad que tengo, haber experimentado la satisfacción, las emociones, un momento de felicidad y, sobre todo, de haber trabajado tan duro, que yo misma logré darme ese pedacito de sueño.

En la nota que escribí sobre las decisiones (si deseas leerla, da clic aquí), te hablaba de pensar esto de si te mueres mañana ¿Estás feliz con lo que estás haciendo? Como todo ciclo, así como nacemos, tenemos que morir, puede ser que mañana mismo sea mi último día ¿Entonces? ¡Hay que vivir! Trabaja, disfruta, lucha, consigue todo eso que tú te mereces ¿Tienes un sueño? ¿Tienes miedo? ¿No tienes ahora los recursos para alcanzar ese sueño? ¡No importa! Trabaja, trabaja para alcanzarlo, trabaja, trabaja para retarte a ti mism@, trabaja para darte ese momento de felicidad. Eso sí, no te enganches viendo al vecino… es que el apenas tiene 20 añitos y ya logro esto, o es que él tiene todo para salir adelante, pues ¡Que chido por él! Le ha costado, lo ha trabajado, está viviendo su momento o en contra parte, no está aprovechando las oportunidades que tiene. No te angusties, no envidies, no desees el trabajo o flojera ajena, tú eres simplemente chido porque has vivido, has gozado y trabajado bien chingón tu vida, y no sólo eso, imagina que aparte de todo esto, también tuviste la oportunidad de echarle la mano al cuate de al lado ¿No es por lo que vale la pena vivir? Hay que aceptarnos, aceptar todos nuestros defectos y saber aprovechar nuestros talentos. Toma el tiempo para todos los días conocerte a ti mismo, para darte la oportunidad de tener sueños. Usa todo lo que este a tu alcance para trabajar y alcanzar lo que deseas, pero sobre todo cuestiónate, pero también, respóndete.

Es así de simple ¿Tienes un sueño? ve por él ¿Tienes miedo? Todos tenemos miedo ¿Qué si vas a fracasar? Sí, todos fracasamos ¿Qué si será difícil? Sí, lo será ¿Qué si la vida conspirará siempre en tu contra? Sí, lo hará ¿Sentirás la satisfacción más grande cuando logres tus sueños? Eso, no lo sé ¿Me lo puedes responder?

Esta nota es una nalgadita de ánimo para ti, pero también para mi ¡Muchas gracias por leerme!¡HASTA LA PRÓXIMA!

Nota re- diseñada. Fecha de la publicación original: VIERNES, 3 DE MARZO DE 2017


totop