fbpx

Llegó la hora de: Tomar decisiones

¡Hola de nuevo! Desde que inició el año, me he visto en la tarea de estar todo el tiempo tomando decisiones, pero apenas en estas dos semanas, fue que me tocó tomar la decisión más difícil: arriesgarme y salir de mi zona de confort. Las decisiones para un emprendedor, son el pan de cada día. Todo el tiempo y a cada momento se debe decidir entre lo que va más acorde a los objetivos de tu proyecto.

En esta nota, deseo compartirte mi experiencia a la hora de enfrentarme entre mi trabajo fijo y mis ganas de emprender. Para describirte este proceso, me apoye del blog Lifestyle al cuadrado (te lo recomiendo). Quiero comentarte, que este es mi caso, tome esta decisión porque era el momento dentro de los objetivos de mi proyecto, pero puede que tu proyecto, aún no haya llegado a este punto, recuerda siempre verificar las metas y objetivos que deseas alcanzar, antes de tomar cualquier decisión. Entonces ¿Cómo fue que decidí arriesgarme?

Un buen tiempo he de admitir que estuve entre el camino del medio, combinando el trabajo convencional, restando tiempo para mis proyectos, pero al final, me enfrenté a situaciones tóxicas, que me hicieron tomar la decisión de arriesgarme. Esto no quiere decir que está siempre sea la salida a todo, quiero confesarte que esta decisión fue reflexionada bastante y se tomó después de llevar 4 meses haciendo esto:

1) Combinar mis tiempos, arañar todos los minutos y decirles a mis seres queridos, que necesitaba mi espacio.

2) Ver por mi salud, fijando horarios para permitirme dormir y hacer ejercicio.

3) Estableciendo una rutina o seguimiento de mi tiempo y como utilizarlo. Paso lo inevitable 1 o varios de estos puntos, empezaron a caer, medité, que era lo que estaba pasando ¿realmente estaba avanzando?

No, no estaba avanzando, había llegado el fin. Aceptar esta decisión fue un proceso de ansiedad y mucho estrés, te recomiendo establecer una fecha límite, para tus decisiones. Un planteamiento dentro de Lifestyle al cuadrado, me ayudo a ver, que estaba haciendo lo correcto: ¿Si sólo tuvieras un año para lograr tus objetivos crees que estarías de acuerdo con cómo inviertes tu tiempo en la actualidad? En ese momento, la respuesta fue negativa (si es el mismo caso para ti, medita qué esta pasando), rectifiqué cuáles eran mis prioridades. Lifestyle al cuadrado, habla sobre la muerte y con toda sinceridad siempre he sido una persona que tiene la idea de, si muero hoy ¿Moriré feliz? Esto me permite arriesgarme, enfrentarme a mi orgullo y miedo al fracaso, aunque tropiece, sabré que si mañana no despierto, abre dormido en paz haciendo lo que más amo. Esto es útil, para vencer todos esos miedos y tomar decisiones acordes a lo que verdaderamente quieres de ti y tu vida.

Las decisiones son las que nos hacen elegir un camino u otro, sin embargo, las pequeñas decisiones que tomamos, son vitales. El mejor amigo de un emprendedor, es la organización, porque gracias a ella, modificamos y ajustamos nuestras rutinas de trabajo, ayudándonos a alcanzar nuestros objetivos. Cuando hablo de planificar, no me refiero a esquemas complejos o actividades de larga duración, me refiero a:

1)Escribir cada noche las cosas que debo hacer mañana.

2)Llevar mi agenda a todos lados o tener un cuaderno y lápiz para anotar todo lo que va surgiendo que debo realizar, ideas y casi siempre utilizo el móvil para escribir las ideas que van surgiendo para las notas. Esto me ayudo a ver mi carga de trabajo, lo que espero lograr, en base a lo que existe, lo que está sucediendo dentro de mi negocio y lo que realmente necesito.

¿Quieres resultados? Trabaja duro ¿Quieres resultados increíbles? Trabaja duro de manera inteligente. Cuando emprendemos, es seguro que necesitamos capital y para obtenerlo, podemos tener más de 1 trabajo, esto es a lo que me refiero, al trabajo duro, pero se debe identificar (de manera inteligente), cuál de estos verdaderamente retribuye tu esfuerzo. No está para nada cool, esforzarnos para no ser recompensados o valorados, no gastes tu energía en algo que no te está llenando.

Es totalmente cierto ese proverbio africano que dice: “Si quieres ir rápido, ve solo. Si quieres llegar lejos, ve acompañado”. Es una decisión difícil (va muy enlazada con arriesgarte a dejar tu zona de confort), pero para que tu proyecto y nuevos proyectos sigan creciendo, se requiere de personas que compartan tus ideales, modo de trabajo y ganas de crecer en equipo. Esto abre las puertas a más fuentes de trabajo que verdaderamente aporten beneficios para ti y te llenen.

Si no crees en ti ¿Cómo esperas que el mundo crea en lo que haces? Es cierto, cuando emprendemos habrá desilusiones, frustraciones y muchas decepciones, a veces, aunque tenemos un plan, tarda para que las cosas encuentren un rumbo, sin embargo, si adjunto a esto, escuchas a todas esas personas pesimistas y con sueños frustrados, terminarás igual que ellas, simplemente ¡Ignóralas! Sé que es difícil sacudirse el miedo y llenarse de confianza, por ello, Lifestyle al cuadrado, sugiere estas acciones para auto reafirmarte:

1)Vencer motiva, por este motivo, ve paso a paso, empieza de lo pequeño hasta alcanzar lo más alto y durante todo este trayecto, celebra cada pequeño o gran logro.

2)Simplemente arriésgate, si sólo te la pasas pensando en que difícil será, simplemente, nunca llegarás ¡comienza ya!

3)No corras, camina, recuerda que todo necesita un plazo y quédate con los resultados de cada esfuerzo.

4)Se criticó con tus ideas, detecta los puntos débiles y si aún después de esto, la idea continua, es porque es buena, no la dejes pasar.

Da mucho miedo arriesgarnos, pero no podemos vivir todo el tiempo dentro de nuestra zona de confort. En este post hablamos de diferentes decisiones ¿Tienes claro en qué momento estás tú y cuál es la decisión que necesitas tomar ahora? Hoy puede ser el día del cambio, toma una libreta, escribe las dos caras de la moneda y comparte conmigo cual fue tu reflexión. Si tienes alguna duda o si deseas simplemente comentar, hazlo ahora, porque juntos podremos llegar lejos.

¡Gracias por leerme! ¡HASTA LA PRÓXIMA!

Nota re diseñada. Fecha de publicación original: VIERNES, 17 DE FEBRERO DE 2017

Me gradué ¿Y ahora qué?


No tienes una idea, cuanto me costo poder tomar esta foto & el rollo que arme en mi lugar de trabajo para tomarla.

¡Hola de nuevo! En este momento estoy poco a poco cambiando y aterrizando muchas ideas que tengo en la cabeza, me emociono porque estoy decidida a llevarlas a cabo.Una de las cosas que habrás notado (si no, ahora te lo hago notar), es que mi contenido dentro de la fanpage, ya no es o se refiere sólo a ofrecer mis servicios como diseñadora gráfica, si no que ahora estoy dando un giro, compartiéndote mi día a día y lo que es ser freelancer (por llevar proyectos personales), trabajar en una agencia (desde mi hogar) y tener una marca (ElyyRg) ¿Por qué decidí esto? ¿Por qué inicio esta nota con toda esta explicación? Porque uno de mis mayores sueños en la vida, es verdaderamente ayudar, generar cambios a mi entorno y creo que, para poder hacerlo, tengo que iniciar haciendo los cambios en mi misma, entonces todos estos cambios, quiero ir que tú formes parte y si en este camino algo te ayuda, apoya o inspira, seré la más feliz y contribuiré a generar ese cambio que tanto anhelo.

Ahora bien, siguiendo con el título de la nota, te platico que llevo aproximadamente 6 meses (en este mes cumpliré los 7 meses) como egresada de la universidad. Se podría decir, que soy una bebe en todo esto del ámbito profesional, aún estoy iniciando mis pasos. Actualmente y como sabes, ya tengo un trabajo, una mini empresa y mis propios proyectos personales, pero realmente ¿Fue fácil para mi llegar a este punto? con sinceridad: NO. En algunas ocasiones, en la universidad no siempre nos muestran la realidad del ámbito laboral, pues nos enseñan procedimientos, metodologías, reglas, etc. Pero la realidad es otra, claro que requerimos de todo este conocimiento, pero al final, lo difícil está en aplicar todo de manera práctica.

¿Cómo sucedió para mí el ser recién egresada? Te cuento mi historia:

Sucedió y me guíe en base a un plan de vida que escribí en una materia (era algo de autogestión), en donde una de mis principales metas era elegir un buen lugar para hacer mis prácticas, que me permitiera desarrollar mis habilidades, pero así mismo, poder quedarme ahí a trabajar, hasta finalizar la carrera, con el fin de obtener experiencia laboral (a lo largo de mi carrera tuve distintos trabajos pero que no eran tan afines al diseño gráfico, adicionando ElyyRg, que era lo más cercano). Gustosamente, encontré un lugar (o más bien, el lugar me encontró a mí, una historia muy curiosa que después te la contaré), una grandiosa agencia, en dónde logré aprender mucho pero que al final tristemente tuve que dejar después de finalizar mis prácticas porque en ese momento tenía un crecimiento impresionante con mi marca ElyyRg y tenía proyectos importantes dentro de la carrera.

Esto provoco que “el plan” que tenía, cambiará totalmente de lo que yo imaginé. Por eso, al salir de la carrera, decidí que me aventaría a ser freelancer y que continuaría con mi marca ElyyRg porque tenía planeado desde casi a principios del año viajar, sabía que, al entrar a algún trabajo, este viaje no podría realizarse. Empecé con muchas ganas, muy motivada, le metí un amor y pasión a lo que quería realizar. Paso mayo, llego junio, se veía prometedor lo que deseaba hacer, llego julio, seguía metiéndole a lo que quería, sin embargo, empecé a sufrir escasez de recursos y cuando llego agosto, estaba completamente perdida, confundida, triste, no sabía porque las cosas no funcionaban. De hecho, recuerdo que por ahí tengo una nota, en la que menciono la semana más negra del año, porque en verdad, lo fue, empecé a sentir que no podría, estaba realmente meditando el hecho de olvidar mi dichoso viaje de placer, para irme a alguna empresa, no importaba lo que fuera, pero boom, casualidades, hermosuras y desventuras de la vida:

Me encontraba comiendo una de esas promociones de los jueves en Nutrisa con mi hermana y mi mamá, había dado el cucharazo cuando de repente, suena mi celular, vi que era un número no identificado, lo cual no tiendo a responder, pero no sé porque tuve esa sensación de que debía contestar ¿Cuál fue mi sorpresa? UNA OFERTA LABORAL ¿Cómo era posible si ni siquiera había subido o mandado mi currículo a algún lado? Pues verán, el esfuerzo que le metí a lo largo de la carrera, dio sus frutos, porque una muy querida maestra, me había recomendado a esta persona. Lo curioso fue, que esta persona me pidió mi currículo, pero ¿Qué crees? NO TENÍA UN CURRÍCULO PRESENTABLE. Ese día me dormí a las casi 4 de la mañana armando un currículo chido, pero para mí fortuna, en una materia había realizado mi sitio web, tenía un portafolio presentable, así que arme todo y pues le gusto.

Ya cumpliré en este mes 4 meses desde que inicié a trabajar con esta mi nueva casa iGraphic, no fue fácil pero ahora te comparto mis consejos para saber que rayos si ya mero te gradúas o si ya te graduaste:

con proyecciones iniciando desde el momento en el que te encuentras a 3, 5 y 10 años. Esto permite que aunque las cosas no sucedan como esperamos, busquemos alternativas para alcanzar todas nuestras metas, sin importar lo que suceda.

Si aún estas en la carrera (te falte mucho o te falte poco), recuerda no querer ser el primero en todo, si no buscar a tu manera resaltar del resto (deja tu marca) y ser mejorar día con día.

No des por hecho las tareas y proyectos, ponle ganas a todo, ya que puedes usar mucho de esos proyectos como portafolio (más si estudias en carreras afines de diseño, esto es súper importante, tener un portafolio antes de salir de la carrera).

Recuerda hacer tus prácticas en un lugar que verdaderamente te ayude a crecer profesionalmente y pensar en quedarte ahí para obtener experiencia, o busca un trabajo después de hacer estas prácticas, que de igual forma ya sea sobre lo que estas estudiando.

Y… ¿Qué hacer después de qué te graduaste?

(ya sé, yo no lo tenía listo, pero aprendí que esto es muy importante) anticiparse y estar preparado, te permite estar alerta en cualquier oportunidad que se te presenté.

NOTA: Recuerda hacer un currículo presentable, que refleje tu profesionalismo, esto es tu primera impresión ante tu prospecto laboral.

si llegaste en un punto en el que las cosas no sucedieron como lo esperabas, no te des por vencido, cambia el plan, pero no la meta. Busca alternativas, verifica si ese plan era el correcto, no des todo por sentado.

así es, si yo no hubiese creado contactos, jamás me hubiesen llamado para ofrecerme una oferta de trabajo. Hazte notar de manera positiva, que sepan quién eres y de lo que estas hecho.

puede ser que saliendo de la carrera ya tengas trabajo, pero también, puede ser que no, enfoca tus ganas y tus fuerzas, en encontrar y hacer lo que te gusta. No todos somos iguales, todos tenemos nuestros tiempos, aunque parezca que hoy las cosas no van bien, mañana puede que sí.

No quites el dedo del renglón, muchos dicen que no hay trabajo en este país, pero con sinceridad, lo hay, sólo es cuestión de que tú lo busques, nada llega solo, ni nos cae del cielo, todo debe trabajarse, ser constante hasta alcanzar lo que deseas.

Espero te haya gustado esta nota, me interesa saber qué piensas, si crees que alguno de estos puntos te puede ayudar o qué has hecho tú, al ser recién egresado ¿Qué te ha sucedido, sucedió o esperas que te suceda? Agradezco que te tomarás el tiempo de leer. ¡HASTA LA PRÓXIMA!

Nota re diseñada. Fecha original de publicación: MARTES, 13 DE DICIEMBRE DE 2016

Errores frelanceros ¿Los cometes? Parte 1

¡Hola! Actualmente soy recién egresada & y aunque fue una decisión difícil, opte que iniciaría mi “vida profesional” como freelance. Sí, muchos me han dicho que estoy un poco loca, que debería meter mi currículum a las diferentes empresas, etc. Pero no lo sé, siempre he sido alguien que va contra la corriente, así que, aquí me tienen, buscando muchos post sobre la vida como freelance, entonces surgió en mi cabeza esto de “los errores comunes que se cometen siendo freelance”.

Por ello, hice una recopilación de varios de estos post o páginas como el de Laura López “Mis 10 errores como diseñadora freelance y cómo tu puedes evitarlos”, Lance Talent “7 errores comunes que comete un desarrollador freelance”, Ivonne Vargas “Errores que debes evitar como freelance”, Caos Cero, Oyedeb, entre otros.

Mis conclusiones fueron las siguientes:

1- No saber cobrar por lo que se hace.

Vamos, hasta la fecha esto sigue siendo un dolor de cabeza para mi, en verdad ¿Por qué es tan difícil ofrecer servicios intangibles? Leí que es importante tomar en cuenta tus conocimientos y el tiempo que durarás realizando el trabajo, tus gastos fijos y sobre todo, calcular las fechas vacacionales.

¿Tú que tomarías en cuenta? ¿Qué es lo primordial para ti? ¿Tu tiempo, tus conocimientos o una mezcla de ambos? Es muy difícil soltar los proyectos e incluso trabajar en orden ¿Cómo le haces tu para respetar tus horas de trabajo?

2- No definir los clientes.

Así es, por avaricia o demasiada confianza, creer que podemos abarcar todas las ramas que nuestra área pueda y lo cierto es que sólo quedaremos mal, porque es mejor especializarnos en una sola cosa (si, esto también va para mí). Esto hará que disminuyan las revisiones de proyectos, enfocando tus esfuerzos hacia la solución que tus clientes necesitan.

Entonces ¿Cómo sería decir simplemente “no”? ¿Qué es lo que más te gusta de tu área? Sí ¡pues hay que especializarte en ella!

3- Dejar de especializarnos.

Ese creo que es el peor error que podemos cometer, quedarnos estancados en lo que ya sabemos (si es un jalón de orejas también para mí), se que es difícil tomar cursos y gastar en ello, pero unos cuantos no nos caerán mal. Lo más importante es buscar por todas partes información, aprender y sobre todo hacer networking.

¿Cómo le haces tú para actualizarte? Tu experiencia puede ayudar a otros, no debes olvidar jamás eso.

Para mi, estos son los 3 puntos importantes que rondan en mi cabeza, trato todo el tiempo de buscar ideas o acciones que me ayuden a rendir mi tiempo, a mejorar mi tienda en línea y hacer de lo freelance, mi forma de vida. Se que no es imposible pero tampoco es tan fácil, lo importante de esto, es decirte que no eres el único o única. Checa algunos de los links que deje arriba sobre los post que ando revisando, pueden ayudarte así como me ayudan a mi, no todos somos iguales y el éxito no llega de la misma manera, por eso, no te desanimes (eso me digo todos los días).

¡GRACIAS POR LEERME! Hasta la próxima.

P.D. Un freelancer no es necesariamente un diseñador, es todo aquel que decide separarse de una empresa y estar por su cuenta.

Nota re-diseñada. Fecha de publicación original: JUEVES, 21 DE JULIO DE 2016

totop